Síndrome de alienación parental: síntomas, consecuencias y soluciones

Síndrome de alienación parental: síntomas, consecuencias y soluciones

Tu sabes ¿Qué es la Alienación Parental? El Síndrome de Alienación Parental (PAS) es un conjunto de síntomas que manifiestan los niños cuando son manipulados emocionalmente por sus padres, a través de diversas estrategias que tienen como objetivo que rechacen al otro progenitor sin justificación alguna. Suele ocurrir en parejas separadas o divorciadas y algunos ejemplos de casos en los que ocurre son cuando el padre tiene a otra persona y la madre le dice al hijo que el padre ya no la quiere de la misma manera, o cuando el padre que vive con el hijo le dice al niño niño que la madre no quiere verlo cuando en realidad no se lo permite. Este tipo de conducta suele provocar sentimientos y emociones muy negativas que no permiten que el niño esté bien emocional y psicológicamente, además de generar rechazo hacia el otro progenitor. En algunos casos, el padre manipulador incluso destruye por completo la relación del niño con el otro. Es fundamental reflexionar sobre este síndrome, ya que los niños son los más afectados.

En este artículo de Psychology-Online: Síndrome de alienación parental: síntomas, consecuencias y soluciones – analizaremos este tema en detalle y ofreceremos una serie de consejos para solucionar el problema.

Enajenación parental: características del progenitor enajenante

Consideramos que un padre practica alienación de los padres cuando manipulas progresivamente a tus hijos con la intención de destruir totalmente la relación entre ellos y el otro progenitor. Algunas caracteristicas o sintomas que los padres alienadores tienen en común son:

sintomas psicologicos

  • Quieren tener el control total sobre la vida de sus hijos, por lo que evitan a toda costa promover su individualidad y prepararlos para que tomen sus propias decisiones y desarrollen su propio criterio.
  • Son personas altamente dependientes que desean tener siempre a sus hijos con ellos para cubrir sus necesidades afectivas y así poder controlar la ansiedad que sienten al separarse de ellos.
  • Tienen baja autoestima y necesitan la atención constante de sus hijos para sentirse valorados.
  • Son incapaces de ponerse en el lugar de sus hijos y de cualquiera en general. Tienen poca empatía por los demás y parece que todo gira en torno a ellos mismos.
  • Constantemente manipulan a sus hijos y a otros para obtener el control de sus hijos y dañar a su ex.
  • Controlan el tiempo que los hijos pasan con el otro progenitor, ya que separarse de ellos, aunque sea por poco tiempo, provoca en ellos un gran sentimiento de angustia e impotencia.
  • Evitan, en la medida de lo posible, ser evaluados por profesionales de la psiquiatría o la psicología porque saben que serán descubiertos.

síntomas conductuales

  • No mantienen al otro progenitor al tanto de todo lo relacionado con los hijos. Por ejemplo, no te informan sobre lo que pasa en la escuela, cómo les va, cuánto te extrañan, entre otras cosas importantes.
  • Intentan evitar que el otro progenitor visite a sus hijos y, para ello, programan actividades para mantenerlos lo más ocupados posible.
  • Evitan que los niños reciban cartas, regalos, paquetes, etc., que el otro progenitor envía siempre que puede.
  • Si el otro padre está con otra persona, puede inventar cosas negativas sobre ellos e incluso decirles a sus hijos que han sido relegados a un segundo plano.
  • No solo manipulan a sus hijos, sino que también tratan de manipular a todos los que los rodean, como familiares y amigos, para que estén en contra del otro padre.
  • Pueden tratar de cambiar los nombres y/o apodos de sus hijos.
  • A menudo amenazan a sus hijos si muestran deseos de estar con el otro padre.
  • Culpan al otro padre por el mal comportamiento de sus hijos.
  • No tienen en cuenta la opinión del otro progenitor a la hora de tomar decisiones importantes en la vida de sus hijos.
  • Incluso pueden destruir objetos que el otro progenitor ha dado a sus hijos.
Síndrome de alienación parental: síntomas, consecuencias y soluciones - Alienación parental: características del progenitor alienante

Síndrome de alienación parental: síntomas en niños

Cuando los niños son constantemente manipulados por el progenitor alienador para que desarrollen rechazo en la relación con el otro, comienzan a manifestar una serie de síntomas que pueden indicar que padecen el síndrome de alienación parental. Algunos de síntomas más comunes que suelen aparecer en los niños son:

  • Rechazan claramente al otro progenitor y tratan de evitar cualquier tipo de encuentro con él.
  • Hablan negativamente del otro progenitor, e incluso pueden llegar a insultarlo.
  • Son incapaces de ponerse en el lugar del otro progenitor, aunque éste demuestre que se siente mal por el rechazo.
  • Suelen utilizar y repetir frases propias del progenitor alienador en las que juzgan y critican al otro progenitor sin justificación.
  • Pueden manifestar un cambio evidente en el comportamiento físico y verbal, volviéndose más agresivos.
  • Emplean conductas en las que su rechazo al otro progenitor es evidente, conductas que serán recompensadas por el progenitor alienante.
  • Tienen miedo de expresar su deseo de contacto con el otro padre.

Consecuencias de la alienación parental

El síndrome de alienación parental puede tener muchas consecuencias para los niños. algunos de estos Consecuencias de la alienación de los padres. que pueden surgir son:

  • Pueden volverse severamente retraídos, tímidos o incluso muy violentos.
  • Adquieren un miedo exagerado al abandono.
  • Incluso pueden sufrir de depresión.
  • Como convivieron tanto tiempo con el padre manipulador, aprenden a adoptar este tipo de comportamiento, por lo que tienden a manipular a sus padres y a las personas que los rodean.
  • Muestran un bajo rendimiento escolar.
  • Tienen problemas de autoestima, por lo que les empieza a faltar el amor propio.
  • Tienen sentimientos de culpa.
  • Con el tiempo, pueden romper las relaciones con ambos padres.
  • En casos más graves, pueden incluso adoptar conductas delictivas como forma de vengarse de sus padres.
  • Se frustran fácilmente ante cualquier tipo de incidente o situación.
  • Tienen dificultades para construir relaciones amorosas estables, así como de amistad.
Síndrome de alienación parental: síntomas, consecuencias y soluciones - Consecuencias de la alienación parental

Alienación parental: qué hacer

Para solucionar el síndrome de alienación parental, es fundamental que los padres tomen conciencia de la profundidad del daño pueden tener en sus hijos, ya que en la mayoría de los casos no son conscientes de las repercusiones que esto puede tener en ellos a corto y largo plazo.

En algunos casos, es necesario recurrir a profesionales para que actúen como intermediarios y se encarguen de velar y garantizar el bienestar de sus hijos. Sin embargo, hay una serie de consejos y recomendaciones que conviene tener en cuenta cuando ya se ha identificado el problema y se busca una solución, aunque el daño ya esté hecho. Algunos de estos consejos para los padres que preguntan»qué hacer en caso de alienación parental?» son:

  • Es necesario que el padre alienante reciba ayuda de un profesional para sanar esas heridas emocionales que probablemente tendrá desde niño.
  • Promover una mejora en la relación entre los dos progenitores. Para ello, es posible acudir a un profesional para que pueda mejorar su forma de interactuar y actuar en beneficio de sus hijos.
  • Mejorar la comunicación con los niños para que tengan confianza para expresar abiertamente lo que sienten y, al mismo tiempo, ayudarlos a superar sus miedos y dudas.
  • Cada vez que se pretenda hablar mal de la expareja, tener en cuenta el daño severo que esto ocasiona a los hijos y evitarlo.
  • Mantener el contacto con los niños, detectando y atendiendo sus necesidades.
  • Lograr que los niños sean evaluados por un psicólogo para detectar sus necesidades y resolver posibles conflictos internos provocados por el síndrome de alienación parental.
  • Mantener claro y firme el objetivo de velar por el bienestar físico y psíquico de los niños.
  • Hablar pacíficamente con el padre alienante e insistir en que tome conciencia del daño que está causando a los hijos y se mantenga firme cuando se apliquen las reglas y normas establecidas, tales como visitas, contacto telefónico frecuente con ellos, información sobre sus vidas, etc.

Este artículo es meramente informativo, en Psicologia-Online no tenemos capacidad para realizar un diagnóstico o indicar un tratamiento. Te recomendamos que consultes a un psicólogo para que te pueda asesorar en tu caso particular.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.