Los 6 estilos de LIDERAZGO según Goleman

Un jefe puede tomar el éxito como algo personal, imponer su posición y opinión y, a menudo, inspirar miedo. Por otro lado, un líder comparte el éxito con su equipo, escucha, genera entusiasmo y los inspira a mejorar. Podríamos decir que el líder tiene un equipo de trabajo que son sus seguidoresmientras que el director tiene empleados subordinados.

Estilos de liderazgo según Goleman - Diferencias entre líder y jefe: modelos de liderazgo

Una de las contribuciones más interesantes a la teoría del liderazgo la desarrolló el conocido psicólogo estadounidense y profesor de Harvard Daniel Goleman. los siguientes son Los 6 tipos de liderazgo según Goleman:

1. Liderazgo coercitivo

«Haz lo que digo»

El líder ordenar y enviar. Busca el cumplimiento inmediato de las tareas a través de instrucciones precisas. Nadie puede cuestionarlo ni dar opiniones. Se recomienda su uso solo cuando sea imprescindible, pues a largo plazo este estilo rompe el clima laboral y es negativo para el logro de los objetivos de la empresa, ya que los trabajadores se desaniman, no colaboran, no transmiten ideas por miedo. de ser rechazado, etc.

Funciona bien en situaciones de crisis, cuando la reacción inmediata es un factor determinante, o con trabajadores problemáticos con los que ya todo ha fallado.

2. Estilo de guía

«Ven conmigo»

El líder orientador es un visionario; tiene una visión clara de largo plazo y con su entusiasmo moviliza a las personas hacia esa visión. El liderazgo orientador genera un fuerte compromiso con las metas y la estrategia de la organización. Este estilo mejora el ambiente de trabajo. Las reglas para el éxito están sobre la mesa por igual para todos, dándoles la libertad de experimentar e innovar.

Generalmente funciona bien en la mayoría de las situaciones, aunque falla si el equipo está formado por especialistas que tienen más experiencia que el líder. Genera una gran capacidad de motivación.

3. Estilo de afiliado

“La gente es lo primero”

Este estilo de liderazgo gira en torno a las personas. Se esfuerza por que la relación entre las personas sea armoniosa. Tus emociones están por encima de las tareas y metas. Los empleados son libres de hacer su trabajo de la manera que mejor les parezca.

Es un tipo de liderazgo adecuado si desea crear armonía en el equipo, mejorar la comunicación, cuando el equipo es nuevo o cuando debe motivarlos durante situaciones de alto estrés. Por el contrario, puede dar la impresión de que se tolera un bajo rendimiento. Debe combinarse con otros estilos, como el estilo orientador.

4. Estilo democrático

«¿Qué piensa usted?

Los trabajadores tienen voz y voto en las decisiones, aumentando así la flexibilidad y el responsabilidad. El líder participativo siempre busca tomar decisiones por consenso, las personas que están en un sistema democrático tienden a ser muy realistas sobre lo que se puede o no lograr.

Este tipo de liderazgo empresarial funciona muy bien cuando el líder no está seguro de cuál es la mejor decisión a tomar o cuando necesita generar nuevas ideas para lograr objetivos. Este estilo pierde su significado cuando los empleados no están capacitados o no tienen suficiente información para dar opiniones válidas.

5. Estilo ejemplar

“Haz lo que espero sin tener que decírtelo

El líder define estándares muy altos de ingresos, definiendo pautas muy específicas. Las reglas de trabajo suelen ser claras para el líder, pero no las explica claramente, sino que espera que las personas sepan lo que se supone que deben hacer. Muchos empleados se sienten abrumados por los líderes que marcan las pautas para la excelencia. La flexibilidad y la responsabilidad no existen y el trabajo se concentra en las tareas y se vuelve muy rutinario. Si el líder está ausente, las personas se sienten sin dirección, ya que están acostumbradas a que el líder establezca las reglas.

El estilo ejemplar debe usarse rara vez, ya que destruye el estado de ánimo de un equipo. Puede ser útil cuando contamos con un gran experto en la materia y buscamos aprender imitando su forma de trabajar.

6. Estilo Formativo

«Tratar…»

El principal objetivo de este estilo de liderazgo según Goleman es la desarrollo del talento de las personas. Ayudan a los empleados a identificar sus fortalezas, debilidades y aspiraciones profesionales, ayudando a establecer objetivos de desarrollo. Estos líderes asignan tareas desafiantes a sus empleados y están dispuestos a soportar el fracaso a corto plazo, ya que se centran principalmente en el desarrollo personal. Esto los motiva a tomar iniciativas y generar un ambiente de crecimiento conjunto. Este liderazgo funciona bien si los empleados son conscientes de sus debilidades y quieren mejorar su desempeño. Tiene poco sentido si, por la razón que sea, se resisten a aprender o mejorar.

Estilos de liderazgo según Goleman - Estilos de liderazgo según Daniel Goleman

Goleman argumenta que los mejores líderes no utilizan un solo tipo de liderazgo. La eficacia de un líder está en tener la capacidad de cambiar de forma flexible de un estilo a otro según las circunstancias.

En la práctica, cada uno de los seis estilos tiene su propio lugar. Goleman enfatiza que el clima y la situación empresarial está en constante cambio, por lo que un líder debe saber cuándo ejercer un tipo de liderazgo u otro para una mayor eficiencia.

Sin embargo, podríamos decir que los líderes que dominan cuatro o más estilos -principalmente el orientadora, democrática, afiliativa y formativa – tener el mejor clima de negocios y desempeño. Promueven el desarrollo de capacidades de los profesionales y la generación de compromiso. Por otro lado, debemos tener en cuenta que podemos ser agradables y comprometidos, pero si no logramos las metas, no seremos líderes.

Aunque no tengamos personas bajo nuestra responsabilidad, conocer los diferentes estilos de liderazgo puede ser útil para grupos de trabajo, grupos de amigos e incluso tus relaciones personales.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.