entender la fobia a las cosas pequeñas

que es la microfobia

Las cosas pequeñas a veces pueden asustarnos. Más de una vez vimos una cucaracha pasando por un callejón en las ciudades o un ratón paseando por las esquinas. Estos ejemplos tratan de insectos o animales visibles, pero pensamos en organismos que no podemos ver: los gérmenes, virus y bacterias se encuentran en lugares inesperados y pueden generar cierto miedo.

La pandemia está siendo un momento en el que nos tenemos que cuidar más de lo habitual y es comprensible que haya despertado distintas emociones en las personas. Sin embargo, hay individuos que tienen un miedo enorme a las cosas pequeñas que generan consecuencias desfavorables. Conocer información valiosa y veraz sobre este tema puede brindarnos herramientas para enfrentar este tipo de situaciones. En este artículo de Psychology-Online, le daremos información sobre que es la microfobia.

que es la microfobia

Al hablar de microfobia nos referimos a una miedo irracional y excesivo a las cosas pequeñassea visible o no.

fobia a los gérmenes

Teniendo en cuenta que pueden ser cosas que no se ven, la microfobia está ligada a la idea de poder infectarse con algún germen y/o bacteria de un organismo diminuto.

Según el DSM-V[1], este tipo de fobia, dadas sus particularidades, se encuentra dentro del grupo de las fobias específicas. Para que se considere una microfobia se deben cumplir al menos cinco de los siguientes criterios diagnósticos:

  • Miedo intenso o ansiedad. en presencia de objetos o cosas pequeñas.
  • Evitación de las pequeñas metas que provocan la fobia.
  • El miedo o la ansiedad es desproporcionado al peligro real representando microorganismos.
  • La duración es de seis meses o más.
  • Deterioro en las relaciones profesional, familiar y social.
  • Los síntomas no se atribuyen a otro trastorno mental.

Síntomas de la microfobia

Para establecer un diagnóstico preciso de una condición de microfobia, es importante tener en cuenta la manifestaciones que la persona que padece esta condición demuestra. En los siguientes artículos, vamos a señalar los principales síntomas de la microfobia:

  • Aumento de la frecuencia cardíaca.
  • Ideas catastróficas sobre el peligro de las cosas pequeñas.
  • Sudoración excesiva.
  • Mareos de ansiedad.
  • vómitos
  • Náuseas.
  • Rituales obsesivos de limpieza.

Cabe señalar que la presencia de alguno de estos síntomas no implica necesariamente que estemos ante un cuadro de microfobia. El diagnóstico debe ser realizado por un profesional. de salud, que se encargará de evaluar las características del paciente, teniendo en cuenta aspectos como la edad, el sexo, los antecedentes familiares o enfermedades preexistentes, entre otros.

Qué es la microfobia - Síntomas de la microfobia

Causas de la microfobia

En primer lugar, no debemos perder de vista que la microfobia puede tener distintos orígenes. Conocer las principales causas que desencadenan este cuadro clínico puede ser de utilidad a la hora de elegir las estrategias adecuadas para este problema.

Por ello, a continuación, te explicaremos las principales causas de la microfobia:

  • Factores genéticos: la herencia genética juega un papel importante a la hora de pensar en la aparición de la microfobia. Por un lado, existen ciertas conexiones neuronales asociadas al procesamiento emocional de las situaciones circundantes. Es posible que la microfobia tenga su origen en el desarrollo de ciertos genes predominantes ligados al miedo a los elementos o pequeños animales.
  • factores medioambientales: Las experiencias de vida también pueden influir en el desarrollo de síntomas de microfobia. Ante esto, la imitación y aprendizaje de conductas de miembros del entorno puede ser una condición de este trastorno. En otras palabras, si alguien cercano a ti tiene un gran miedo a los pequeños elementos, existe la posibilidad de que esa persona también practique el mismo comportamiento.

Tratamiento de la microfobia

A pesar de las dificultades que genera la microfobia, en realidad existen tratamientos que tienen efectos beneficiosos para la persona que la padece. A continuación, te explicaremos cómo tratar la microfobia:

terapia psicologica

La terapia es un espacio que puede ayudar a superar determinadas situaciones que provocan molestias a la persona diagnosticada con microfobia. Por eso, la terapia psicológica proporciona herramientas valiosas para enfrentar situaciones de miedo o la ansiedad de una manera diferente.

Por un lado, la terapia trabaja sobre las emociones, pensamientos y conductas que rigen la vida de una persona. Por otro lado, la terapia psicológica trata de identificar el origen de los síntomas de la persona para que sea posible encontrar alternativas a la ansiedad ante la presencia de pequeños objetos o animales.

medicación psiquiátrica

La administración de medicamentos puede ser una opción válida en los casos más graves. Ciertos tipos de fármacos pueden actuar sobre la química cerebral modificando las conexiones neuronales que se producen en la corteza cerebral.

De esta forma, es posible que un alivio de los síntomas involucrados en microfobia. Sin embargo, es fundamental que la medicación sea prescrita por un profesional de la salud mental de confianza en el tema.

Ahora que ya sabes qué es la microfobia, si quieres conocer otros tipos de fobias más comunes, ve a nuestro otro artículo.

Qué es la microfobia - Tratamiento de la microfobia

Este artículo es meramente informativo, en Psicologia-Online no tenemos capacidad para realizar un diagnóstico o indicar un tratamiento. Te recomendamos que consultes a un psicólogo para que te pueda asesorar en tu caso particular.

Si quieres leer más artículos similares a que es la microfobiate recomendamos ingresar a nuestra categoría de Psicología Clínica.

Referencias

  1. Asociación Americana de Psiquiatría. (2013). Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (5ª ed.). Arlington: Editorial Médica Panamericana.

Bibliografía

  • Bados, A. (2009). Fobias específicas. Facultad de Psicología. Departamento de Personalidad, Evaluación y Tratamiento Psicológico.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.