El amor platónico en Psicología – ¿De qué trata?

El amor platónico en psicología

Cuando una persona nos atrae y nos despierta una gran admiración, tendemos a pensar en alguien distante. A veces puede ser una celebridad de los medios, un profesor universitario, un artista o tal vez alguien que esté de paso por la ciudad. La frase «él o ella es mi amor platónico» es bien conocido cuando se refiere al tipo de relación que puede surgir con un hombre o una mujer que nos resulte muy atractivo.

Sin embargo, el origen de este concepto no es actual, pues proviene de épocas lejanas de la historia. Entonces, ¿sabemos de qué estamos hablando cuando nos referimos a él? Conocer el surgimiento de este tema puede permitirnos reflexionar sobre las ideas sobre el amor y la belleza que son actuales. Si esto te sorprende, puede que te resulte útil leer estas líneas. En este artículo de Psychology-Online, le proporcionaremos información sobre amor platonico en psicologia y sus caracteristicas

Amor platónico: definición

Para entender el amor platónico en Psicología es importante saber qué significa el amor platónico. El significado del amor platónico no es equivalente al concepto de amor tal como lo conocemos hoy. El amor platónico, según Platón, tiene la característica de ser un vínculo idealizado con otra persona en el que no hay contacto sexual alguno. En otras palabras, hay un predominio de fantasías sobre situaciones reales que podrían ocurrir.

A su vez, esto hace que la persona idealizada sea entendida como un ser perfecto inexistente. En resumen, este tipo de amor difícilmente puede realizarse. Además, es una especie de amor basado en virtudes de la otra persona y no en sus propios intereses. Esto quiere decir que aquí prima el conocimiento más profundo de la persona sobre las condiciones físicas y materiales que puedan existir.

Amor platónico en Psicología - Amor platónico: definición

Origen del amor platónico

En primer lugar, cuando enfatizamos el amor platónico según Platón, estamos hablando de un amor basado en la belleza. En consecuencia, encontrar la belleza en otra persona produce el amor platónico tal como lo conceptualiza el filósofo.

Sin embargo, debemos entender que existen diferentes tipos de belleza según Platón que corresponden a diferentes niveles por los que pasa una persona en el proceso de enamoramiento:

  • belleza corporal: aquí el amor aparece dirigido hacia la apreciación de un cuerpo bello.
  • Belleza de las almas: luego de la primera etapa, que concierne a la parte estética, es posible que la idealización del ser amado esté relacionada con el conocimiento de la cultura y la forma en que ésta resuelve las situaciones de acuerdo con su concepción moral.
  • Belleza de la Sabiduría: este tercer tipo de belleza está en el centro de la inteligencia y los ideales de la persona idealizada.
  • La belleza misma: aquí el concepto de amor se desliga de cualquiera que pueda encarnar la característica idealizadora del amor platónico. En este apartado, la belleza no corresponde a amores imposibles, sino a ideales de perfección.

Rasgos del amor platónico

Como se mencionó en las secciones anteriores, es importante distinguir el amor platónico de la idea de amor que circula dentro de una sociedad. A la luz de estas consideraciones, las características más relevantes del amor platónico son las siguientes:

  • Imposible e irrealizable: el ideal de perfección que se pone en el amado hace que el amor con estas cualidades no pueda existir. La razón de esto radica en que la persona perfecta no existe, pues siempre habrá algún aspecto que pueda causar desagrado en la realidad.
  • Intelectual: en este tipo de amor, la belleza está impulsada principalmente por la admiración de la inteligencia del amado.
  • imaginario: según el punto anterior, el ideal de perfección se sustenta en la preponderancia de las fantasías sobre la persona amada.
  • no sexuales: las relaciones sexuales no pertenecen al concepto de amor platónico, ya que eso significaría dejar de lado las fantasías en favor de un encuentro real. Si eso sucediera, ya no sería amor platónico.
  • No correspondido: a pesar de los sentimientos persistentes de admiración por la persona, la persona no responde de la misma manera a la situación.
  • Ilusorio: paralelamente a las fantasías, la ilusión de que el amor será correspondido en algún momento de la vida permite que el amor platónico perdure en el tiempo debido al predominio de la imaginación.

A partir de estas características, es posible comprender la amor platónico en psicología, porque es posible comprender cuáles son los sentimientos y posibles sensaciones que este tipo de amor provoca en nosotros, ya que es un amor inmaterializable.

Si te ha gustado este artículo sobre el amor platónico en psicología y te interesa saber más al respecto, te recomendamos leer nuestros artículos Cómo olvidar el amor no correspondido y Cómo olvidar el amor imposible.

Este artículo es meramente informativo, en Psicologia-Online no tenemos capacidad para realizar un diagnóstico o indicar un tratamiento. Te recomendamos que consultes a un psicólogo para que te pueda asesorar en tu caso particular.

Si quieres leer más artículos similares a El amor platónico en psicologíate recomendamos que entres en nuestra categoría de Emociones.

Bibliografía

Carranza Merchán, DM (2007). Una aproximación a la doctrina del amor en Platón: entre Lisis y el Banquete. Universidad Pontificia Javeriana. Facultad de Filosofía.

Güemes, E. (2012). El Banquete de Platón. Revista Nova Tellus, 30 (2), 191-211.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.