Cómo superar el trauma infantil: síntomas y tratamientos

Cómo superar un trauma infantil

Sabemos que la infancia tiene una gran importancia sobre la vida adulta, por ello, los traumas que provoca en esta etapa impregnar toda nuestra vida. Todas las experiencias que vivimos de niños interfieren directamente en nuestro desarrollo conductual e impactan en nuestros rasgos de personalidad.

El trauma infantil y sus consecuencias pueden durar toda la vida si no se tratan adecuadamente, por lo que es importante identificar los signos y encontrar formas de superar el trauma infantil. De esta manera podemos trabajar en nuestros propios problemas y ayudar en el desarrollo de futuras generaciones psicológicamente más sanas.

En Psicología-Online siempre buscamos traer contenido que agregue valor a la vida de las personas y, por eso, hoy vamos a hablar de un tema sumamente importante, Cómo superar un trauma infantil. ¡Seguir!

que es un trauma

Podemos definir un trauma como una gran carga de sensaciones y emociones generadas por una determinada situación, carga que está por encima de la capacidad de afrontamiento del individuo, convirtiéndose así en trauma.

Cada persona puede reaccionar de manera diferente ante un trauma, por lo que no existe un patrón de reacciones, pero sí una serie de consecuencias que se pueden identificar, como el TEPT (Trastorno de Estrés Postraumático), ansiedad, depresión, ataques de pánico, entre otras.

El trauma es una secuencia de características, como sonidos, imágenes, llenos de emociones, y estas mismas características pueden desencadenar el acceso a la memoria traumática, haciendo que la persona reviva ese momento o evento. Aquellas el trauma infantil y sus consecuencias pueden durar toda la vida cuando no se trata adecuadamente.

experiencias traumáticas

Según el DSM-V, el trauma puede ocurrir en cualquier momento de nuestra vida, como agresiones físicas, verbales, emocionales, sexuales, secuestros, torturas o encarcelamientos, en guerras o campos de concentración, en situaciones naturales o que pueden cambiar abruptamente nuestra rutina. , como en el caso de una pandemia mundial, por negligencia de los cuidadores, abandono de los padres, violencia intrafamiliar, con exposición prolongada a situaciones insalubres, vivenciar situaciones de riesgo, presenciar violencia, u otras situaciones de diversa índole que pueden implicar situaciones de riesgo vital.

Todas estas situaciones pueden conducir a un trauma infantil y sus consecuencias pueden durar toda la vida, o incluso, los padres o cuidadores pueden haber experimentado algún trauma y traer estas consecuencias a la creación de la próxima generación. Por tanto, podemos entender el trauma como un problema ligado a todo el ser bio-psico-social que somos.

Trauma infantil y sus consecuencias.

Como hemos visto, Varios factores pueden conducir a un trauma. Los niños son mucho más susceptibles a eventos traumáticos, ya que es en este período de la vida que aprenden a relacionarse con el entorno y con las personas. Sin embargo, las situaciones que conducen a un trauma también pueden ocurrir en el hogar.

La neurociencia demuestra que los padres ausentes y agresivos, la depresión gestacional o posparto, las situaciones de abandono o abuso provocan traumas e incluso cambios en el cerebro en desarrollo. Tales alteraciones neurobiológicas pueden dar lugar a cuadros psicopatológicos en la edad adulta o incluso en la adolescencia. Por lo tanto, uno de los puntos principales es comprender cómo superar el trauma infantil y así lograr una mejor calidad de vida.

El trauma puede causar síntomas físicos, psicológicos y sociales. en los individuos que las experimentan, así tenemos:

  • Síntomas físicos: palpitaciones, alergias, ya que compromete el sistema inmunológico, migraña, úlcera, estrés crónico, diabetes, entre muchos otros síntomas que pueden ser diferentes en cada persona.
  • Síntomas psíquicos: ansiedad, depresión, irritabilidad, trastorno de personalidad, enfermedades psiquiátricas, conductas suicidas.
  • Síntomas sociales: tendencia al aislamiento, agresión, caída de la productividad, comportamiento sexual inadecuado, dificultad para socializar, entre otros.

Entre los traumas infantiles y sus consecuencias, también podemos destacar el TEPT, caracterizado por una condición psicopatológica de trauma, que necesita tratamiento psicológico y en ocasiones farmacológico para que el individuo mejore.

Cómo superar un trauma infantil

Ciertamente hay varios factores que necesitan ser cambiados para que un trauma pueda ser superado, es decir, es necesario que el ambiente causante cambie, las referencias externas cambien para que el interior también pueda cambiar.

Hay varias tecnicas que pueden ayudar en este proceso de cómo superar el trauma infantil, pero el seguimiento psicológico es fundamental para tratar la causa, los síntomas y todos los demás factores que provocan los desencadenantes relacionados con el trauma.

  • Técnicas de respiración: existen varias técnicas de respiración que son fundamentales para entender cómo superar un trauma infantil, al fin y al cabo, a partir de ellas podemos traer de vuelta la conciencia a nuestro cuerpo, al entorno en el que nos encontramos, y diferenciar la experiencia actual del entorno que provoca el trauma. Dichas técnicas son fundamentales para el trabajo y manejo de estados de ansiedad, por ejemplo;
  • Establecimiento de rutinas y prácticas de ejercicio físico: mantener una rutina saludable y practicar ejercicios físicos regularmente es fundamental para todos, sin embargo, para tratar los traumas infantiles y sus consecuencias, el establecimiento de ejercicios como rutina, así como la práctica de hobbies son fundamentales ya que estimulan una mejor calidad de vida. , aumentar la inmunidad y generar dopamina;
  • Terapia: mencionado anteriormente, sin embargo, vale la pena enfatizar su importancia. A través de un proceso psicoterapéutico, los sujetos que han vivido un trauma infantil y ahora enfrentan sus consecuencias logran manejar sus síntomas y así adquirir calidad de vida y respuestas adecuadas a los desencadenantes. En terapia se trabajan varias técnicas diferentes, que trabajan desde el factor generador del trauma, hasta sus perspectivas futuras sin que el trauma siga causando dolor y sufrimiento.

Es cierto que cada persona puede vivir el trauma de una manera diferente, sin embargo, durante la niñez construimos las bases para la vida, y esto incluye la forma en que reaccionamos como adultos ante diferentes situaciones.

Además, impacta la forma en que tratamos a las personas, cómo nos relacionamos y también interfiere directamente en la transmisión a nuestra descendencia. Es decir, si tuvimos padres ausentes, fuimos descuidados de amor y cuidado como niños, y no tratamos el trauma generado, podemos causar las mismas consecuencias en nuestros hijos.

Por tanto, saber superar un trauma infantil es fundamental para el bien de la persona que lo sufre, de todos los que le rodean, de sus posibles descendientes y, en consecuencia, de la sociedad en su conjunto.

Este artículo es meramente informativo, en Psicologia-Online no tenemos capacidad para realizar un diagnóstico o indicar un tratamiento. Te recomendamos que consultes a un psicólogo para que te pueda asesorar en tu caso particular.

Bibliografía

Rebecca Feitosa da Fonte (2017). Los reflejos de la infancia en la vida adulta: una revisión de la literatura: Unesp. Disponible en: Consultado: 4 de mayo de 2022.

Beatriz Oliveira Meneguelo Lobo, et. Alabama. (2014). Terapia Cognitivo Conductual centrada en el trauma para niños y adolescentes víctimas de eventos traumáticos: Psicoterapia RBP. Disponible en: Acceso: 4 de mayo de 2022.

Thainan Honorato (2017). El trauma infantil puede estar relacionado con la ansiedad en adultos: USP. Disponible en: Consultado el: 4 de mayo de 2022

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.